¿Tiene ya una cuenta?

  •   Contenido personalizado
  •   Sus productos y soporte

¿Necesita una cuenta?

Crear una cuenta

¿Qué nos pueden enseñar las ciudades inteligentes sobre el valor de los datos y las colaboraciones?

Cómo pueden los equipos de TI liderar el camino hacia la innovación colaborativa

Es importante para su empresa poder seguir el ritmo del cambio tecnológico en el siglo XXI, pero ¿qué le parece garantizar que toda una ciudad también pueda mantener el ritmo? La información siempre ha sido una moneda valiosa, pero ¿cómo pueden las ciudades garantizar que estén rentabilizando por completo las enormes cantidades de datos que generan día tras día?

Este fue el reto que Cisco aceptó junto con CityVerve, un proyecto piloto de ciudades inteligentes con IoT con sede en Manchester, en el noroeste de Inglaterra.

Los ayuntamientos se parecen mucho a los equipos de TI, ya que sus fondos y recursos se suelen emplear en "mantener las luces encendidas". Suele haber muy poco tiempo para explorar nuevas soluciones o considerar cómo la inmensa cantidad de datos generados por y en nuestras ciudades se puede utilizar de la manera más efectiva.

De forma cada vez más frecuente, agrupar datos y trabajar como parte de un ecosistema de innovación más amplio es la forma de enfrentarse a estos retos. Ambos tienen sus propias dificultades: tener que hacer malabarismos con las colaboraciones, las prioridades del tratamiento de datos y garantizar la privacidad, la seguridad, el ROI y la integración fluida no son minucias.

El proyecto CityVerve convocó a más de 20 partners para trabajar juntos en soluciones que unificaban la tecnología más vanguardistas, el ámbito académico y el gobierno de una ciudad para redefinir el término "inteligente" en el contexto de un ciudad trabajadora y viva.

El proyecto aplicó principios de intercambio de datos y colaboración de distintos sectores para desarrollar nuevas innovaciones en viajes y transportes, energía, el medioambiente, la asistencia social, la sanidad y la cultura.

Para muchas de las organizaciones involucradas en el piloto, el acceso a nuevos flujos de datos y la experiencia de todo el consorcio, además de los sistemas de financiación central, les permitieron centrarse en el desarrollo de nuevas aplicaciones revolucionarias para ciudades inteligentes. Para el ayuntamiento de la ciudad de Manchester en particular, el proyecto fue una oportunidad para reflexionar sobre cómo aplicar un enfoque más digital y basado en datos para dirigir sus operaciones.

En este episodio de MACRO, el podcast de innovación de Cisco, escuchamos a quienes participaron de forma directa en la creación de nuevas soluciones y, lo que quizás sea más importante, en el fomento de colaboraciones clave para hacer que el proyecto fuera un éxito.