Aumentar la disponibilidad de los servicios y reducir el consumo de energía.

Las administraciones públicas están realizando grandes esfuerzos para conseguir infraestructuras de TI más ágiles con una mayor optimización de la inversión. Esta tendencia es el resultado de la creciente presión sobre los gobiernos a ser más eficientes en los servicios que proveen a los ciudadanos.

Cisco Data Center 3.0 es un conjunto de soluciones destinadas a la optimización de las redes y centros de procesamiento de datos que transforma la tradicional separación de los recursos en silos hacia la disponibilidad de los recursos en servicios (pools) que pueden cubrir y adaptarse mejor a las aplicaciones y sus requerimientos. Las capacidades de virtualización ayudan a extraer el máximo valor del centro de datos, alineando a todo el personal de TI, los procesos y las tecnologías con los objetivos de las administraciones públicas.

Como resultado los centros de datos se vuelven más ágiles, eficientes y disponibles.

La aproximación de Cisco pretende:

  • Promover el uso eficiente de los recursos
  • Proporcionar un acceso seguro y fiable a los recursos
  • Permitir el despliegue rápido de aplicaciones
  • Fomentar la experiencia de colaboración con el ciudadano