¿Tiene una cuenta?

  •   Contenido personalizado
  •   Sus productos y soporte

¿Necesita una cuenta?

Crear una cuenta

¿Qué es un centro de datos?

Sencillamente, un centro de datos es una instalación física que las organizaciones utilizan para alojar sus aplicaciones y datos críticos. El diseño de un centro de datos se basa en una red de recursos de cálculo y almacenamiento que permite la entrega de aplicaciones y datos compartidos. Entre los componentes clave del diseño de un centro de datos, se incluyen routers, switches, firewalls, sistemas de almacenamiento, servidores y controladores de entrega de aplicaciones.

¿Qué define a un centro de datos moderno?

Los centros de datos modernos son muy diferentes a lo que eran poco tiempo atrás. La infraestructura ha pasado de servidores físicos tradicionales en las instalaciones a redes virtuales que admiten aplicaciones y cargas de trabajo en grupos de infraestructura física y dentro de un entorno multinube.

En esta era, los datos existen y están conectados en varios centros de datos, el perímetro y nubes públicas y privadas. El centro de datos debe poder comunicarse en todos estos sitios múltiples, tanto en las instalaciones como en la nube. Incluso la nube pública es un conjunto de centros de datos. Al alojar aplicaciones en la nube, utilizan recursos de centros de datos del proveedor de la nube.

¿Por qué los centros de datos son importantes para el negocio?

En el mundo de la TI empresarial, los centros de datos están diseñados para admitir aplicaciones empresariales y actividades, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Correo electrónico y uso compartido de archivos
  • Aplicaciones de productividad
  • Administración de relaciones con los clientes (CRM)
  • Planificación de recursos empresariales (ERP) y bases de datos
  • Datos masivos, inteligencia artificial y aprendizaje automático
  • Equipos de escritorio virtual, comunicaciones y servicios de colaboración

¿Cuáles son los componentes clave de un centro de datos?

En el diseño del centro de datos, se incluyen routers, switches, firewalls, sistemas de almacenamiento, servidores y controladores de entrega de aplicaciones. Debido a que estos componentes almacenan y gestionan datos y aplicaciones críticos para el negocio, la seguridad del centro de datos es crucial en el diseño del centro de datos. Juntos, ofrecen lo siguiente:

Infraestructura de red Esto conecta servidores (físicos y virtualizados), servicios del centro de datos, almacenamiento y conectividad externa a las ubicaciones del usuario final.

Infraestructura de almacenamiento. Los datos son el combustible del centro de datos moderno. Los sistemas de almacenamiento se utilizan para contener este valioso producto.

Recursos de cómputo. Las aplicaciones son los motores del centro de datos. Estos servidores ofrecen la capacidad de procesamiento, la memoria, el almacenamiento local y la conectividad de red que impulsan las aplicaciones.

¿Cómo funcionan los centros de datos?

Los servicios del centro de datos generalmente se implementan para proteger el rendimiento y la integridad de los componentes esenciales del centro de datos.

Dispositivos de seguridad de la red. Estos incluyen el firewall y la protección contra intrusiones para proteger el centro de datos.

Garantía de entrega de aplicaciones. Para mantener el rendimiento de las aplicaciones, estos mecanismos ofrecen recuperabilidad y disponibilidad de aplicaciones a través de una conmutación por falla automática y equilibrado de carga.

¿Qué hay dentro de las instalaciones del centro de datos?

Los componentes del centro de datos requieren una importante infraestructura para admitir el hardware y software del centro. Entre estos, se incluyen los subsistemas de alimentación, fuentes de alimentación sin interrupciones (UPS), ventilación, sistemas de refrigeración, sistemas de supresión de incendios, generadores de respaldo y conexiones a redes externas.

¿Cuáles son los estándares de la infraestructura del centro de datos?

El estándar más ampliamente adoptado para el diseño y la infraestructura de un centro de datos es ANSI/TIA-942. Incluye estándares para una certificación en conformidad con ANSI/TIA-942, que garantiza el cumplimiento con una de las cuatro categorías de niveles del centro de datos, clasificadas según los niveles de redundancia y tolerancia a las fallas.

Nivel 1: Infraestructura básica del sitio. Un centro de datos de Nivel 1 ofrece una protección limitada contra eventos físicos. Cuenta con componentes de capacidad única y una sola ruta de distribución no redundante. 

Nivel 2: Infraestructura del sitio del componente con capacidad redundante.Este centro de datos ofrece una protección mejorada contra eventos físicos. Cuenta con componentes de capacidad redundante y una sola ruta de distribución no redundante. 

Nivel 3: Infraestructura del sitio con mantenimiento simultáneo.Este centro de datos protege prácticamente contra cualquier evento físico, ya que ofrece componentes con capacidad redundante y varias rutas de distribución independientes. Cada componente se puede eliminar o reemplazar sin interrumpir los servicios a los usuarios finales. 

Nivel 4: Infraestructura del sitio con tolerancia a fallas.Este centro de datos ofrece los más altos niveles de tolerancia a fallas y redundancia. Los componentes con capacidad de redundancia y las varias rutas de distribución independiente permiten un mantenimiento simultáneo y falla única de manera omnipresente en la instalación, sin causar tiempo de inactividad.

Tipos de centros de datos

Se ofrecen varios tipos de centros de datos y modelos de servicio. Su clasificación depende de si pertenecen a una o muchas organizaciones, la forma en que se adaptan (si se adaptan) a la topología de otros centros de datos, qué tecnologías utilizan para el cálculo y el almacenamiento e inclusive su eficiencia energética. Existen cuatro tipos principales de centros de datos:

Centros de datos empresariales

Son desarrollados y operados por las empresas propietarias y optimizados para sus usuarios finales. A menudo, se alojan en el campus corporativo.


Centros de datos de servicios gestionados

Estos centros de datos se administran por un tercero (o un proveedor de servicios) en representación de la empresa. La empresa alquila el equipo y la infraestructura en lugar de adquirirlos.


Centros de datos de colocación

En los centros de datos de colocación ("colo"), una empresa alquila el espacio dentro de un centro de datos que pertenece a terceros y se ubica fuera de las instalaciones de la empresa. El centro de datos de colocación aloja la infraestructura (edificio, refrigeración, ancho de banda, seguridad, etc.), mientras que la empresa aporta y gestiona los componentes, incluidos servidores, almacenamiento y cortafuegos.


Centros de datos en la nube

En este tipo de centro de datos fuera de las instalaciones, los datos y las aplicaciones se alojan a través de un proveedor de servicios en la nube, como por ejemplo, Amazon Web Services (AWS), Microsoft (Azure), IBM Cloud u otros proveedores de nube pública.

Obtenga más información sobre centros de datos y lo que depara el futuro para estos y su red.


Evolución de la infraestructura: desde computadoras centrales hasta aplicaciones en la nube

La infraestructura de cálculo ha pasado por tres olas masivas de evolución durante los últimos 65 años:

  • En la primera ola, se observó el cambio de computadoras centrales privadas a servidores basados en x86, en las instalaciones y gestionados por equipos de TI internos.
  • En la segunda ola, se observó una virtualización generalizada de la infraestructura que admitía aplicaciones. De esta manera, se mejoró el uso de los recursos y la movilidad de las cargas de trabajo en grupos de infraestructura física.
  • La tercera ola nos encuentra en el presente, donde estamos viendo el traspaso a la nube, la nube híbrida y aplicaciones nativas de la nube. Estas últimas son las aplicaciones que se diseñaron en la nube.

Red de aplicaciones distribuida

Esta evolución ha dado lugar a la informática distribuida. Aquí, los datos y las aplicaciones se distribuyen entre sistemas dispares, conectados e integrados por servicios de red y estándares de interoperabilidad para funcionar como un entorno único. Significó que el centro de datos de términos ahora se utiliza para referirse al departamento responsable por estos sistemas, más allá de dónde se ubiquen.

Las organizaciones pueden elegir desarrollar y mantener sus propios centros de datos en la nube híbrida, alquilar el espacio dentro de instalaciones de colocación (colos), consumir servicios compartidos de cálculo y almacenamiento o usar servicios públicos basados en la nube. El efecto neto es que, hoy en día, las aplicaciones ya no se encuentran en un único lugar. Operan en varias nubes públicas y privadas, ofertas gestionadas y entornos tradicionales. En esta era multinube, el centro de datos se ha vuelto vasto y complejo, y está dirigido a impulsar la mejor experiencia del usuario.