¿Tiene ya una cuenta?

  •   Contenido personalizado
  •   Sus productos y soporte

¿Necesita una cuenta?

Crear una cuenta

Aspectos básicos sobre la conectividad de red: qué tiene que saber

Una red conecta ordenadores, teléfonos móviles, periféricos e incluso dispositivos IoT. Los switches, routers y puntos de acceso inalámbricos son los elementos esenciales para la conectividad de la red. A través de ellos, los dispositivos conectados a su red pueden comunicarse entre sí y con otras redes, como Internet.

Switches, routers y puntos de acceso inalámbricos

Los switches, routers y puntos de acceso inalámbricos realizan funciones muy diversas en una red.

Los switches son la base de la mayoría de las redes empresariales. Un switch actúa como un controlador, que conecta ordenadores, impresoras y servidores a la red de un edificio o un campus.

Los switches permiten que los dispositivos de la red se comuniquen entre sí, así como con otras redes, a fin de crear una red de recursos compartidos. A través del uso compartido de la información y de la asignación de recursos, los switches ahorran dinero y aumentan la productividad.

Los switches permiten que los dispositivos de la red se comuniquen entre sí, así como con otras redes, a fin de crear una red de recursos compartidos. A través del uso compartido de la información y de la asignación de recursos, los switches ahorran dinero y aumentan la productividad. Existen dos tipos básicos de switches entre los que elegir como parte de sus elementos esenciales para la conectividad de la red: gestionados y no gestionados.

  • Un switch no gestionado funciona desde el primer momento, pero no puede configurarse. Los equipos para redes domésticas suelen ofrecer switches no gestionados.
  • Un switch gestionado sí se puede configurar. Puede supervisar y ajustar un switch gestionado de forma local o remota para disponer de un mayor control sobre el acceso y el tráfico de red.

Los routers conectan varias redes entre sí. También conectan los ordenadores de dichas redes a Internet. Los routers permiten que todos los ordenadores conectados a la red compartan una única conexión a Internet, lo que ahorra dinero.

El router actúa como un distribuidor. Analiza los datos que se van a enviar a través de una red, elige la mejor ruta por la que viajarán los datos y los envía a través de ella.

Los routers conectan su empresa con el mundo, protegen la información de las amenazas para la seguridad e incluso pueden decidir a qué ordenadores se asigna prioridad sobre otros.

Más allá de las funciones básicas para la conectividad de la red, los routers incluyen otras funciones para facilitar la conectividad de la red o hacerla más segura. En función de sus necesidades, por ejemplo, puede elegir un router con firewall, una red privada virtual (VPN) o un sistema de comunicaciones de protocolo de Internet (IP).

Un punto de acceso* permite que los dispositivos se conecten a la red inalámbrica sin cables. Una red inalámbrica hace que sea fácil conectar nuevos dispositivos en línea y proporciona un soporte flexible a los trabajadores móviles.

El punto de acceso actúa como un amplificador de la red. Mientras que el router aporta el ancho de banda, el punto de acceso amplía dicho ancho de banda para que la red admita un gran número de dispositivos y dichos dispositivos accedan a la red a mayor distancia.

Pero un punto de acceso es más que un simple Wi-Fi extendido. También suministra datos útiles sobre los dispositivos que hay en la red, proporciona seguridad proactiva y cumple muchos otros fines prácticos.

* Los puntos de acceso son compatibles con diferentes estándares IEEE. Cada estándar es una enmienda que se ratificó con el tiempo. Los estándares funcionan en diversas frecuencias, proporcionan diferentes anchos de banda y son compatibles con un número de diferentes canales.

Redes inalámbricas

Para crear una red inalámbrica, puede elegir entre cuatro tipos de implementación. Cada implementación tiene cualidades que funcionan mejor para soluciones diferentes.

 

Cisco Mobility Express

Mobility Express es una solución inalámbrica sencilla y de alto rendimiento para organizaciones pequeñas y medianas. Cuenta con todos los complementos de las características avanzadas de Cisco, preconfigurados con las prácticas recomendadas de Cisco. Los valores predeterminados permiten una implementación rápida y sin esfuerzo de la red Wi-Fi que puede comenzar a usarse en minutos. Es perfecta para redes básicas de pequeñas empresas.

Implementación centralizada

Las implementaciones centralizadas, el tipo más común de sistema de red inalámbrica, tradicionalmente se han utilizado en campus en los que los edificios y las redes están muy cerca. Esta implementación consolida la red inalámbrica, lo que facilita las actualizaciones y la funcionalidad inalámbrica avanzada. Los controladores están alojados on-premises y se sitúan en una ubicación centralizada.

Implementación convergente

En las sucursales o los campus pequeños, las implementaciones convergentes ofrecen consistencia en las conexiones por cable e inalámbricas. Esta implementación converge redes inalámbricas y por cable en un dispositivo de red (un switch de acceso) y ejerce el papel dual del switch y del controlador inalámbrico.

Implementación basada en la nube

Este sistema utiliza la nube para administrar los dispositivos de red implementados on-premises en diferentes ubicaciones. La solución requiere dispositivos gestionados de la nube de Cisco Meraki, que ofrecen una visibilidad completa de la red a través de sus paneles.