Annual Report 2002

Letter to Shareholders - Spanish


Electronic Enrollment

Click here for online delivery of shareholder materials



Print Friendly Version

Letter to Shareholderspdf document 196 KB


John Chambers John Chambers
"Welcome Shareholders"
Watch video review by
John Chambers
Requisitos necesarios para ver los vídeos
Real Player®
28.8Kbps  56.6Kbps
100Kbps   300Kbps
Windows Media Player®
28.8Kbps  56.6Kbps
100Kbps   300Kbps

A nuestros accionistas

El año fiscal 2002 resultó un auténtico desafío para todo el sector, además de representar el momento más difícil al que jamás nos hemos enfrentado en Cisco Systems. Ante un mercado tan adverso, nos centramos en los cuatro elementos en que podíamos intervenir y que podíamos controlar: contribución a los beneficios, flujo de caja operativo, participación de mercado y productividad. A pesar de que todos habríamos preferido que las condiciones del mercado hubieran sido distintas, estamos satisfechos con el progreso obtenido en estas áreas.

Una de las áreas en las cuales fijamos objetivos agresivos fue la participación de mercado, caso en el que nuestro objetivo era crecer un 10 % más rápido que nuestros 10 competidores principales en Norteamérica. Alcanzamos este objetivo de forma sistemática durante el año. En el último trimestre del año fiscal 2002, por ejemplo, la distancia fue impresionante cuando nuestros ingresos del cuarto trimestre de 2001 a 2002 aumentaron en un 12 %, mientras que los de nuestros 10 competidores principales se redujeron en un 44 % durante los últimos trimestres registrados respecto al año anterior.

Cuando el mercado atraviesa un momento difícil, las compañías prósperas se ven, generalmente, sorprendidas por el bajón, después calculan su duración y alcance y, por último, se preparan para el repunte. Organizamos nuestra estrategia de negocios según tres etapas. En primer lugar, nuestras oportunidades de dejar atrás al pelotón, en segundo, nuestro plan de seis puntos y, en tercer lugar, el enfoque en los cuatro elementos en que podíamos intervenir y que podíamos controlar, ya mencionados. En los distintos anuncios de resultados trimestrales para el año fiscal 2002, nuestra intención fue reflejar nuestro progreso según estas áreas, y, a continuación, resumiré el año partiendo de esa misma base.

Nuestros resultados
Respecto a los resultados operativos y financieros, observamos mejoras trimestrales sistemáticas en prácticamente todas las categorías durante el año fiscal 2002. Nos ajustamos a un mercado muy duro en materia económica e intentamos situar a la compañía en el lugar en que querríamos verla en un plazo de tres a cinco años después de la recuperación. Estoy satisfecho con nuestro desempeño, en unas circunstancias en las cuales muchos de nuestros competidores siguieron ajustando sus estrategias de negocio y reaccionaban lentamente frente a la coyuntura económica. A pesar de preferiríamos que nuestros ingresos hubieran sido más altos, la cifra de 18.900 millones de dólares supuso mayores incrementos en participación de mercado que la mayoría de nuestros competidores. Los ingresos netos, según las reglas contables de los Estados Unidos (GAAP, por sus siglas en inglés), fueron de 1.900 millones de dólares y las ganancias por acción, de 25 centavos de dólar, frente a las pérdidas de 1.000 millones del año fiscal anterior y a las pérdidas por acción de 14 centavos de dólar. El ingreso neto estimado para el mismo período fue de 2.900 millones y las ganancias por acción, de 39 centavos, frente a los respectivos 3.100 millones y 41 centavos del año anterior.

Nuestro flujo de caja operativo sigue estando, como media, entre 300 y 500 millones mensuales. Aunque la situación varía de trimestre a trimestre al haber grandes desembolsos de efectivo, tales como pago de impuestos y primas a final de año, nos satisface el hecho de que la media del flujo de caja operativo fue de 1.500 millones trimestrales. En cuanto a inversiones y efectivo, nuestra posición ha mejorado, pasando de 18.500 millones en el último trimestre del año pasado a 21.500 millones en este año. Respecto a la mejora trimestral para el mismo período, los ingresos netos estimados pasaron de 163 millones a 1.039 millones, lo que hace que el último trimestre del año fiscal 2002 haya sido el mejor de nuestra compañía en toda su historia. Como porcentaje de los ingresos, nuestras utilidades pasaron de 3,8 % en el último trimestre de 2001 a 21,5 % en 2002, la mejor cifra desde 1998.

Nuestra productividad, medida según el ingreso anual por empleado, aumentó de 442.000 dólares por empleado en el último trimestre del año pasado a 540.000 este año. Con un aumento del 22 % en la productividad, Cisco ha alcanzado unos beneficios de 1.900 millones en este ámbito.



Nos complacen especialmente los márgenes brutos estimados, que pasaron de 52,3 % en el cuarto trimestre del año pasado a 67,7 % este año, superando, con creces, nuestro objetivo del 60 %. En cuanto a la rotación de inventario para el mismo período, pasamos de 4,6 % a 7,1%, cifras que van a la par con nuestro objetivo de siete a ocho rotaciones.

También hemos superado con creces los objetivos fijados respecto a la encuesta anual de nuestros clientes a nivel global. Este año, a pesar de los retos del mercado, no es diferente. Hemos alcanzado la mejor clasificación de nuestra historia respecto a la satisfacción global del cliente: 4,63 sobre una escala de cinco puntos. Obviamente, nuestros clientes están satisfechos con el servicio y la asistencia que ofrecemos en Cisco y, además, ven claramente los beneficios en productividad asociados a nuestras soluciones de negocios de Internet.

Productividad
Ante la pregunta de por qué creemos en el futuro de nuestra compañía y de nuestro sector, la respuesta no se basa sólo en la tecnología, sino en la opinión de los líderes de negocios y de gobierno de todos el mundo. Tanto unos como otros alcanzan a comprender perfectamente las oportunidades de producción y las implicaciones de nivel de vida asociadas con las soluciones de negocios de Internet. De hecho, ya relacionan a Cisco y nuestras soluciones con productividad. Esto se debe a dos razones. En primer lugar, a la forma en que nosotros mismos utilizamos la red para obtener mayor productividad y, en segundo, a la forma en que ayudamos a nuestros socios y clientes a utilizar la red y las soluciones de negocios de Internet para aumentar su productividad. Economistas de primera categoría de la universidad de California, Berkeley y de Brookings Institution realizaron un estudio recientemente en el que las compañías estadounidenses afirmaron que casi la mitad de los aumentos de productividad esperados llegarían gracias a las soluciones de negocios de Internet. En pocas palabras, las ganancias en la productividad, que incluyen el aumento en la eficiencia operativa y la reducción de costos, permiten que las compañías obtengan beneficios en esta compleja situación económica.



Innovación
Según iban dándose cambios radicales en el mercado, reestructuramos nuesto equipo de ingeniería para que se centrara en hacia dónde va el mercado, no en dónde ha estado. Creemos en el concepto de la Red de Redes, caracterizado por una integración transparente entre proveedores de servicios, las redes de nuestros clientes, Internet y otros tipos de arquitecturas, como la inalámbrica y el cable. Los técnicos y los responsables de los departamentos de tecnología decidirán qué tipo de infraestructura desean implementar y será Cisco quien proporcione las redes que ofrecerán mayores ganancias de productividad, sea cuál sea el tipo de red. A pesar de nuestro entusiasmo referente a los mercados en crecimiento, hemos organizado a nuestros ingenieros para que se centren en los principales mercados tecnológicos de hoy y los mercados en crecimiento de mañana. En pocas palabras, por un lado, nos enfocamos en routing y switching y, por otro, en los nuevos mercados en crecimiento. Si hablamos de conceptos, estamos creando una arquitectura integradora (end to end), compartida y común, tanto para hardware como para software. He aquí lo que marca la diferencia de Cisco.

El lado humano
Ahora, como siempre, nuestros empleados siguen siendo nuestro activo más valioso y nos enorgullece que, incluso durante los momentos difíciles, Cisco sigue resultando elegido como uno de los mejores lugares de trabajo en Estados Unidos, así como en nuestra industria. Uno los valores principales de Cisco es la calidad de propietarios de los empleados y, en circunstancias difíciles, estos sienten que cuentan con autoridad en lo referente al éxito de la compañía, aspecto que siempre nos ha permitido sobresalir frente a nuestros competidores. Precisamente creemos que este aspecto ha ayudado a nuestros empleados en nuestro camino hacia el éxito, a pesar de los retos de este año.

Por otro lado, también consideramos que las compañías más prósperas deben ofrecer algo a las comunidades en que se encuentran y seguimos trabajando en nuestro enfoque de donaciones. Este año hemos sido patrocinadores de NetAid World Schoolhouse, programa que ayuda a que miles de niños de todo el mundo puedan aspirar a una vida mejor a través de la educación. En octubre de 2002, el programa Cisco Networking Academy™ celebrará su quinto aniversario. Este programa engloba a 9.900 academias en todo el mundo, en las que más de 263.000 estudiantes aprenden a crear las redes que, en última instancia, posibilitarán mayores oportunidades. A través del Cisco Community Fellows Program, Cisco ofrece a sus empleados la posibilidad de trabajar para organizaciones sin ánimo de lucro. Este programa ha sido todo un éxito. En todo el mundo, más de 21 organizaciones se han visto beneficiadas gracias a estos empleados, como el Second Harvest Food Bank, que habría tardado entre cinco y siete años en lograr las mejoras obtenidas gracias a este programa el año pasado.

En cuanto al equipo directivo de la compañía, hemos aprovechado esta época crítica para organizarnos de cara al futuro. Durante los dos últimos años, mejoramos a nuestro equipo a través de promociones internas y de nuevos contratos, lo que supuso un 50 % de nuevos vicepresidentes y vicepresidentes senior. Y, a pesar de que fue imposible aumentar el número de empleados de forma considerable, percibimos esta oportunidad como el momento de añadir talentos de liderazgo de primera clase a nuestro equipo directivo superior, y seguiremos esta tendencia durante los próximos 10 años.

Además, el año pasado, Cisco recibió un importante premio que viene cargado de significado. Las publicaciones Barron's e Investor Relations otorgaron a Cisco los premios de el mejor directivo de relaciones con el inversionista y el mejor en relaciones con el inversionista a través del presidente ("Best Investor Relations Officer" y "Best Investor Relations by a CEO") en un año especialmente difícil. Queremos agradecer a nuestros accionistas la confianza que han depositado en nosotros y seguiremos haciendo todo lo posible para recompensarla.

De diversas maneras, el año 2002 se basó en enfoque y ejecución constantes. Visto esto, nos sentimos muy optimistas respecto a nuestras oportunidades futuras. No obstante, debemos equilibrar esta tranquila seguridad con una dosis saludable de paranoia. Nuestro progreso dependerá de nuestras acciones, de la rapidez del sector a la hora de adoptar la convergencia inevitable de datos, voz y video y, en última instancia, de la recuperación de la economía y los gastos de capital. Aun así, respecto a las áreas que podemos controlar y en que podemos influir, creemos que estamos bien situados para lograr mayores éxitos en el futuro.

Estamos entregados a realizar el mejor trabajo posible para nuestros accionistas, clientes, socios y empleados, al mismo tiempo que no dejamos de prepararnos para el repunte de la economía. Queremos agradecerles su constante paciencia y su confianza.



Back to top