Sistemas de información: Cómo agregar video a su HMI (interfaz de hombre a máquina)

Página principal de Connected Manufacturing


Sistemas de información: Cómo agregar video a su HMI (interfaz de hombre a máquina)

La creciente demanda de operaciones más exactas y precisas -en la planta de producción y en lugares distantes -estimula el uso de pantallas habilitadas para video. Además, los avances en las cámaras, potencia de procesamiento, capacidad de almacenamiento y conectividad crean un cúmulo perfecto para que esta tecnología esté al alcance de casi todas las plantas.


Por: Jeanine Katzel

“Una imagen vale más que mil palabras”. Hasta hace algunos años, este dicho era común... y cierto. Con el advenimiento de los sistemas de cámaras equipados con computadoras y las aplicaciones de Internet de alta velocidad, el uso de la frase comenzó a desdibujarse. Sin embargo, a medida que avanza la tecnología y se introducen nuevas opciones tecnológicas en los sistemas industriales, surge una versión de ese adagio con unos ligeros cambios. Gracias a los rápidos avances en la potencia de procesamiento, la capacidad de las memorias y las funciones de las cámaras, es cada vez más frecuente que las modernas plantas de procesamiento industrial agreguen aplicaciones de video a sus operaciones y a sus HMI, por lo cual una imagen animada vale más que mil palabras.

La demanda de video en el sector de manufactura ha aumentado en forma sostenida con el paso de los años, a medida que mejoraba la tecnología y bajaban los costos. El video en los sistemas de control resulta ser común y lo suficientemente económico como para realizar las tareas de inspección que alguna vez hicieron las células fotoeléctricas y los sensores de proximidad capacitivos e inductivos. El software de vanguardia permite realizar inspecciones a muy alta velocidad. Hoy, se amplía más el uso del video, abriéndose paso hacia las HMI para resolver diversos problemas y aprovechar varios beneficios.

Según Chris Haley, arquitecto de soluciones verticales de manufactura de Cisco, el video es una tecnología revolucionaria para el sector y está en las primeras etapas de una adopción masiva. “En los últimos dos años, la cantidad de puntos terminales de video aumentó de manera exponencial”, dijo. “Esto refleja la magnitud de las inversiones que se realizan en esta herramienta. ¿Cómo evolucionará? Bueno, yo diría que el sector está trabajando en eso ahora mismo, mientras avanzamos”.


Una tormenta perfecta de progreso

Las mejoras tecnológicas y las reducciones de los costos se combinan para que el video resulte más atractivo que nunca y sea una opción viable y económica para la mayoría de las plantas. Haley citó dos tendencias que hoy impulsan este aumento del uso del video en la manufactura. “En primer lugar, vemos un cambio de empleados de tareas estructuradas o de líneas a empleados más calificados”, dijo. “La automatización e instrumentación en el sector son más complejas hoy en día, lo que genera una demanda de trabajadores que comprendan el proceso de manufactura y puedan responder a la información que reciben en tiempo real. Además, hoy pertenecemos a una cultura visual. Los empleados más jóvenes, en particular, reaccionan con más eficacia ante lo que ven que ante las palabras o datos numéricos. El video, entonces, proporciona a los empleados calificados la imagen visual que necesitan y esperan: una imagen que también puede vincularse nuevamente con la arquitectura principal y convertirse en el tipo de información que puede aumentar la productividad”.

El video suele integrarse en la HMI por dos razones principales:

  • Actividades de supervisión e inspección en tiempo real en la planta de manufactura o en zonas distantes.
  • Mantenimiento histórico de registros y la reproducción de grabaciones para revisar procesos de mantenimiento al igual con fines de capacitación.

Las aplicaciones incluyen transferencias de imágenes desde y hacia diferentes lugares, la sala de control y las oficinas de la empresa de una manera flexible y económica. Las HMI habilitadas para video también permiten vigilar la seguridad de la planta y sirven como herramientas de instrucción con fines de mantenimiento y capacitación. Tal vez lo más importante sea que el video es fundamental para la supervisión remota. “El video en vivo ofrece numerosos beneficios para automatizar el control de procesos en zonas distantes”, explicó Mark Lochhaas, gerente de Productos de Advantech. “Una alarma indica un problema, pero el video en vivo permite ver concretamente qué está sucediendo”.

En las instalaciones se usa el video por muchos motivos diferentes, destacó Sam Schuy, gerente de Ingeniería de Maple Systems, “desde la visión de las máquinas para supervisar las operaciones y la calidad del producto hasta la seguridad. El video asegura que el producto salga tal como se previó. En la mayoría de los casos, vemos las HMI equipadas con video que graban imágenes de las plantas, ya sea con fines de seguridad o para registrar eventos anormales y respuestas de alarmas. La cámara guarda un registro visual preciso de lo que sucedió”.

En un sistema abierto integrado con computadora, equipado con pantalla táctil y conectado a una red, el video puede agregarse de manera relativamente simple, agregó Lochhaas. “La mayoría de los sistemas de cámaras de video incluyen un conjunto de controladores que pueden agregarse a la aplicación, y las plataformas HMI más grandes basadas en Windows MS suelen incluir el hardware y software necesarios para procesar video y realizar otras tareas”.


Cambiemos la forma en que trabajamos

Las HMI ahora hacen mucho más que antes. “Las HMI tienen inteligencias suficientes para controlar interfaces y pantallas localmente y conectarse con la red de la instalación”, señaló Steve Motter, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de IEE Inc. “Hace cinco años, el procesamiento de video era todo un desafío, pero hoy, compartir información a través de las PDA y las tabletas es tan importante que ahora el video viene integrado en el chip. Permite que las pantallas más nuevas admitan estas funciones sin aumentar los costos ni el consumo de energía de manera significativa”.

Hay que reconocer que la conexión de una cámara a una HMI puede exigir muchos recursos. Según observó Schuy, hace unos pocos años, las HMI no tenían la potencia necesaria para captar video y cumplir con otras tareas. “Pero ahora, los procesadores son más potentes y las HMI tienen memoria suficiente para que los sistemas de video funcionen sin afectar el rendimiento de las HMI”, agregó.

Si bien no hay duda de que los costos bajaron, los sistemas de video aún requieren de una inversión considerable en la que el hardware es solo una parte del gasto. Una parte significativa de la inversión se aplica a la ingeniería y el tiempo necesarios para configurar el sistema HMI para que desempeñe las tareas requeridas. La tecnología para video avanzó en diversos frentes, según Richard Harwell, gerente de Soluciones Avanzadas y Conectividad de Eaton Corp. “Pero la adopción de esta tecnología, hasta el momento, es bastante lenta. La función está allí, casi estandarizada, en la mayoría de las HMI de plataformas abiertas, pero sigue habiendo obstáculos en cuanto a su aplicación”.


Motter está de acuerdo en que los desafíos de la integración del video en las HMI dependen de su aplicación. “El usuario final debe comprender el proceso y los parámetros de la implementación”, aclaró. “¿Qué se podrá supervisar con el uso del video? ¿Con qué velocidad funciona el proceso y con qué velocidad se debe transferir la información? ¿Cuánto ancho de banda se necesita? ¿Qué resolución de pantalla se necesita?”

Para Michael Sopko, ingeniero de marketing de productos de sistemas integrados de National Instruments, hay cuestiones culturales que también afectan la aceptación y adopción del video para las HMI. “Los empleados que miran la televisión en una pantalla plana ancha esperan ver la misma alta tecnología en el lugar de su trabajo”, comentó. “Preguntan ‘¿Por qué no podemos incorporar esto también en la industria?’”

Según Harwell, de Eaton, estas cuestiones son generacionales. “En la mayoría de los casos”, dijo, “una fuerza laboral más joven es más receptiva de las tecnologías de video. De hecho, las busca. El uso del video en las HMI ganará aceptación cuando la generación de YouTube busque lo que conoce como habitual. Estas tecnologías están cambiando nuestro modo de trabajar y de vivir”.


Algunas buenas razones para no usar video

Hay unas pocas buenas razones para no agregar video a los sistemas, procesos y operaciones propios. El video es una de las mejores maneras de presentar grandes cantidades de información con rapidez y darle a un operador la capacidad de tomar una decisión. Los desafíos de la aplicación se compensan con los beneficios que obtienen el sistema de automatización y el operador.

Las tecnologías inalámbricas hicieron que la incorporación del video a las HMI sea aún más atractiva. “Históricamente, el video actúa en el segmento de los procesos”, indicó Neil Peterson, gerente senior de marketing de tecnología inalámbrico de Emerson Process Management, “pero el costo del cableado de distribución de estos sistemas es considerable. Sin embargo, el video se generaliza más a medida que se estandarizan las tecnologías de Internet y Ethernet, y los proveedores de video introducen codificadores que permiten la transferencia inalámbrica de señales de video. Las tecnologías de imágenes, codificación y almacenamiento se unieron en los últimos 10 años, aproximadamente, para producir sistemas de video con funciones increíbles. Hoy, hay muchas opciones, así como maneras de satisfacer numerosas necesidades”.

Click to enlarge
Click to enlarge

Click to enlarge
Click to enlarge

Click to enlarge
Click to enlarge

”El costo de la instalación de video en los sistemas HMI no es excesivo”, agregó Peterson rápidamente, “en especial si el sistema es inalámbrico. Y se puede instalar o aprovechar una infraestructura Wi-Fi existente con grandes ahorros en los materiales y la mano de obra”.

Sopko, de National Instruments, lleva la tecnología inalámbrica un paso más adelante e imagina que las PC tabletas finalmente cumplirán el rol de las HMI inalámbricas habilitadas para video. “Aún no tienen la duración suficiente, pero la tendrán”, dijo, y agregó que la seguridad puede ser una preocupación, pero no un problema irresoluble. “Las tabletas tienen tecnología con potencial”.

Ya sean inalámbricas o cableadas, las tecnologías de video que se difundieron a través del sistema HMI tienen beneficios generalizados. Según Haley de Cisco, las empresas y los gerentes y ejecutivos de plantas reconocen que los empleados bien informados son más productivos. “El video es útil porque se puede usar la misma plataforma que se emplea en la producción para mantener informado al personal de la planta. Mejora las comunicaciones y, a su vez, el estado de ánimo. Mediante el uso de una arquitectura común, una planta puede integrar fuentes de video en vivo desde la planta de manufactura en las pantallas HMI y ponerlas a disposición de muchas personas”.


Accesible, seguro, factible

Cada vez más, el sector ve el valor de incorporar el video al sistema HMI. Las instalaciones deben ver las operaciones para reaccionar de manera eficaz y correcta. ”Las aplicaciones de HMI habilitadas para video están al alcance de la mayoría de las instalaciones”, dijo Sopko de National Instruments. “La adopción del video se reduce a los requisitos —y costos— del sistema HMI con video comparados con los beneficios perceptibles”.

El video en la HMI ofrece a las empresas de manufactura una mayor visión de los sistemas de las plantas y genera maneras de mejorar las operaciones y el mantenimiento cotidiano. “La interacción humana con estos dispositivos es muy importante”, continuó Sopko. “Hay herramientas para configurar los sistemas con relativa facilidad y esas herramientas son un factor clave para el crecimiento de las aplicaciones de video.

Se pueden desarrollar poderosas interfaces de usuario con rapidez, y la flexibilidad es la clave para crear lo que uno quiere y necesita cuando lo desee. Mientras las empresas de manufactura tratan de aumentar la eficiencia y reducir los errores, la función táctil múltiple tendrá un rol fundamental en la próxima generación de pantallas, que le permitirá al personal interactuar con los sistemas viendo video en tiempo real y reaccionar antes de que se produzcan las fallas”.

A medida que la tecnología de video encuentre su lugar en las HMI, requerirá de una arquitectura básica compatible con sus requisitos. “Muchos fabricantes se ajustaron los cinturones durante la recesión y no invirtieron en tecnologías que habilitaran las HMI para admitir video”, observó Haley. “Eso ahora es un obstáculo. El hecho de que todo el proceso de producción use un conjunto de protocolos o arquitectura común no solo facilita las instalaciones de video, sino que también agiliza la planta. En los Estados Unidos estamos experimentando un renacimiento en el sector de manufactura. Las empresas que tienen sistemas, equipos y arquitecturas más actualizados están mejor posicionadas para competir”.

Peterson, de Emerson, dijo que el video del futuro será “ubicuo y nómada”, e imagina un mundo en el que todos tendrán una cámara en la mano o en un casco de trabajo. “Al evaluar las ventajas, ¿qué sucedería si la grabación en video no estuviese allí, si no se implementara la supervisión mediante video?”, preguntó. “El video evita muchos problemas. Al añadir una infraestructura Wi-Fi y al habilitar otras aplicaciones, se reducen los costos y se aumenta la flexibilidad. Los empleados que se ocupan de solucionar problemas o mantener equipos podrán contar con la ayuda de expertos que estén a 10 minutos o 10 horas de distancia. La industria será más eficiente y podrá transferir los conocimientos de las personas más experimentadas a las menos experimentadas. Hace algunos años, estos tipos de sistemas de video eran impensables debido a los costos y a que muchas veces no estaban disponibles. Hoy son accesibles, seguros y factibles”.


Miremos hacia el presente y hacia el futuro: aplicación en la planta de HMI habilitadas para video

¿Qué sucede exactamente en mi planta? ¿Y con mi proceso? Con la multiplicación de las HMI habilitadas para video, las plantas de manufactura ahora tienen una manera de saber qué sucede, y mejorar, perfeccionar y proteger las operaciones.

Para la seguridad

Los sistemas HMI con funciones de video son especialmente útiles para supervisar zonas distantes. Entre las aplicaciones más comunes están las relacionadas con la seguridad. Neil Peterson, gerente senior de marketing de tecnología inalámbrica de Emerson Process Management, indicó que las plantas de procesos que el Departamento de Recursos de Seguridad Interior de los Estados Unidos identificó como fundamentales para la infraestructura del país debían protegerse contra todas las amenazas, ya sean virtuales o físicas. De hecho, ahora se les exige supervisar y asegurar de algún modo su periferia a las instalaciones ubicadas en predios por donde pasen líneas ferroviarias. Una opción viable consiste en instalar cámaras de video equipadas con detectores de movimiento infrarrojos en puntos estratégicos y supervisar de forma electrónica las zonas para determinar si ingresan intrusos, hacer sonar una alarma y grabar lo que sucede.
Peterson agregó: “también puede aplicarse el video en los sistemas físicos de transporte”. “Algunos sistemas integran el video con el sistema de registro de datos históricos para controlar dónde se produjo la alteración o el cambio de un proceso”, dijo. “Los sistemas se sincronizan con los datos del video para identificar con exactitud dónde y cuándo se produjo el problema. Esto permite identificar interrupciones de las plantas sin que el personal tenga que estar en el lugar”.

Para los procesos

Las HMI modernas y de vanguardia tienen el potencial necesario para supervisar procesos de manera muy sofisticada. En asociación con Industrial Video and Control, un fabricante de cámaras sofisticadas, Emerson Process Management incorporó un sistema de video IVC a su sistema de automatización de procesos escalables DeltaV para producir una solución con la flexibilidad necesaria para satisfacer muchas necesidades. “En un caso”, explicó Peterson, “usamos una cámara de detección de llama con tecnología infrarroja y de video para detectar llamas, llamaradas o incendios. El detector de llamas y llamaradas tiene configuración HART y está conectado por cable a un SIS (sistema instrumentado de seguridad) DeltaV. Los cables de video se conectan con un codificador y de allí con la HMI. Esta modalidad permite al usuario final minimizar las falsas alarmas. En este caso, la planta había recibido muchos positivos falsos que detenían los procesos a pesar de que no había llamas ni llamaradas. Ahora, si el sistema detecta algo, aparece una imagen de video en la pantalla de HMI frente al operador, que puede determinar si hay algún peligro real y realizar la confirmación final de detener el proceso. Un sistema de este tipo mejora la respuesta a las alarmas”.
Peterson describió otra instalación que está evaluando una fábrica de papel que necesita mantener una vigilancia atenta de sus procesos. “La empresa no tiene capacidad para tener personal en todas partes”, dijo Peterson. “La operación es muy diferente a la de una refinería, donde el interior de las tuberías no es visible. En una fábrica de papel, se pueden supervisar, vigilar y observar muchas condiciones y situaciones. La solución que se está desarrollando tiene el potencial necesario para que un operador supervise muchos puntos de un proceso, todos integrados al mismo tiempo en la HMI. Al observar las operaciones, el operador ve qué está sucediendo. Además, se obtienen pruebas en video de lo que sucede. Este sistema tiene el potencial necesario para supervisar todo el proceso de principio a fin”, destacó Peterson.

Para el futuro

Peterson y Emerson Process Management prevén un futuro que tiene el potencial necesario para llevar la tecnología de video y HMI a los dispositivos personales. “¿Qué sucedería si se pudiera poner una cámara en el casco de un obrero?”, preguntó Peterson, poniendo como ejemplo una pequeña cámara montada en un par de anteojos y configurada para enviar señales a la sala de control central. “Con la rotación de personal que hay hoy”, continuó, “es de prever que haya empleados más jóvenes y con menos experiencia en la planta de manufactura. Tener un par de ojos mayores y con más experiencia en una HMI con ubicación centralizada que vigile a otros más jóvenes mediante video podría evitar accidentes y mejorar las comunicaciones y las operaciones”.

El sueño está muy cerca de hacerse realidad en la forma de un producto que ya existe: una cámara de alta definición unida a un casco. El dispositivo de comunicación de primera línea es una solución de video que ofrece Emerson Process Management junto con AudiSoft, una empresa con sede en Francia que se dedica a las comunicaciones móviles. “En el dispositivo se aprovecha el poder de la voz y del video de forma inalámbrica para mostrar a otros lo mismo que ve el empleado”, dijo Peterson. “Facilita la solución de problemas en el campo. Un ingeniero no necesita viajar a zonas distantes para compartir sus conocimientos.  Puede ayudar a los empleados a solucionar muchos problemas desde un solo lugar”.

Peterson agregó que en esas circunstancias la cámara suele transmitir en vivo a través de una conexión inalámbrica, aunque existe la función de grabar en el dispositivo y luego cargar la grabación. El sistema se puede configurar para comunicaciones punto a punto entre dos personas o se puede usar una configuración de gateway en la que puedan comunicarse muchas personas con muchos empleados al mismo tiempo. Para aquellos a los que les preocupa la privacidad, el operador que lleva la cámara controla el encendido del video y del sonido.


Una experiencia cinematográfica poco usual: sistemas 3D entran a la corriente principal

Entre los avances más interesantes que aceleran el uso de la tecnología de video en la HMI está la nueva pantalla 3D autoestereoscópica de IEE Inc. La pila de la pantalla de cristal líquido (LCD), básicamente en 3D y sin necesidad de usar anteojos especiales, incorpora la tecnología exclusiva de pantalla 3D de 3M. “Una de las características principales que vemos en este dispositivo es la mejora de la virtualización remota”, dijo Steve Motter, vicepresidente de desarrollo de negocios de IEE Inc. “En el caso de una operación remota, una pantalla 3D muestra una representación más precisa de lo registrado por las cámaras o hace que cierta información se destaque en la pantalla y llame la atención”.

La unidad de pantalla de control portátil de 4,8 pulgadas se creó inicialmente para aplicarse en cartografía de terrenos, control robótico remoto y envío de datos mejorados de video y ahora se usa en aplicaciones de visualización militares que van desde observaciones remotas a entornos de entrenamiento. La pantalla tiene una resolución de 800 x 480 x RGB, un brillo de 200 cd/m2 en modos 2D y 3D y una distancia de visión óptima de 16 pulgadas.

El dispositivo es pequeño, incluye tecnología de luz de fondo LED y es una unidad portátil de baja potencia con una resolución mayor que la de otras pantallas de tecnología 3D. El producto reduce las inversiones de las imágenes fuera de eje y las distorsiones de colores, un problema común en el uso de tecnologías 3D. Se puede cambiar con facilidad a 2D para obtener imágenes comparables a las de los smartphones modernos.

Aun en las primeras etapas de adopción de los productos 3D, estos se dirigen principalmente a aplicaciones industriales, aeroespaciales y militares. Lamentablemente, la tecnología de video 3D está de algún modo estigmatizada como un truco de la industria del entretenimiento, y Motter admitió que una tendencia a no tomar con seriedad esta tecnología podría dificultar su aceptación. Además, las aplicaciones que requieren anteojos 3D pueden resultar incómodas o molestas; en algunos casos, la visualización prolongada en 3D puede causar fatiga o dolores de cabeza.

“Pero el entretenimiento inicial en 3D”, dijo Motter, “era exagerado. La tecnología 3D moderna es más sutil porque le da profundidad al fondo sin exagerar; simplemente envía adelante la información en la que se concentra la aplicación. Esas características, y el modo en que las aprovechen los ingenieros, serán fundamentales para la aceptación y adopción de esta tecnología”.

”El costo de contar con video 3D no es excesivo”, dijo Motter, “sino más bien incremental, de alrededor de un 30 % más que el video convencional”. “En cada caso”, agregó, “el ingeniero debe analizar el uso que se le dará y determinar si se justifica el gasto adicional. En algunas aplicaciones, la tecnología 3D es casi esencial”.


Tiempo de reproducción: las HMI con video incorporan un rol de mantenimiento y capacitación

Al aprovechar la ventaja que brinda la capacidad de las HMI con video de almacenar y grabar información, las empresas también pueden usar estos sistemas para capacitar y educar a los empleados, y ofrecer acceso a los procedimientos de mantenimiento del lugar. Hoy, los núcleos de procesamiento de HMI de vanguardia aprovechan la memoria moderna de alta densidad para proveer capacidades de almacenamiento que llegan a decenas de gigabytes, lo que permite registrar varias horas de información en video. Al mismo tiempo, a medida que los operadores adquieren más conocimientos de Internet, tienen más expectativas de poder simplemente hacer clic y acceder a un video que les brinde la ayuda necesaria en cualquier momento determinado.
El uso de la función de video pregrabado de la HMI con fines instructivos no requiere mucho más que aprovechar el reproductor de medios integrado en la mayoría de las HMI, según Sam Schuy, gerente de ingeniería de Maple Systems. “Sabemos que en muchas plantas se usan videos para mostrarles procedimientos a los empleados. Las simples funciones de reproducción permiten que los operadores y el personal de mantenimiento accedan a procedimientos y tutoriales directamente en la planta de manufactura cuando lo necesiten”, explicó.

Las presentaciones grabadas en video pueden almacenarse localmente o se puede acceder a ellas desde un servidor central. El almacenamiento local tiene la ventaja de que no demanda ancho de banda de red adicional -y, por lo tanto, impredecible-. Por otra parte, un sistema de capacitación en video basado en un servidor puede actualizarse y mantenerse de manera global con rapidez y mayor facilidad. ”Los archivos de video pregrabados incluso pueden almacenarse en YouTube para acceder a ellos en cualquier momento”, indicó Richard Harwell, gerente de soluciones avanzadas y conectividad de Eaton Corp. “El resultado final es el mismo”, dijo. “Lo importante es recordar que si los archivos están en un servidor, es mucho más fácil actualizarlos. Sin acceso a Internet, cada HMI debería actualizarse individualmente, lo que tomaría tiempo y podría generar algún problema logístico”.

Los videos instructivos se encuentran entre las aplicaciones más comunes de las HMI habilitadas para video. “Si una planta quiere incluir información sobre la operación y reparación de las máquinas, la función está allí”, agregó Harwell, “aunque muchas empresas consideran que el costo de la grabación y producción de videos envasados es excesivo. Para la capacitación, suelen preferir dibujos, diagramas y archivos en formato pdf simplemente porque no tienen el tiempo o los conocimientos especiales necesarios para crear videoclips. Es más fácil crear un manual”.

No obstante, se prevé que el rol de la reproducción aumentará a medida que el video se use cada vez en más casos y aumenten las oportunidades de crear videos enlatados. “El video permite a las empresas colocar una cámara de alta definición en la planta de manufactura, resolver una interrupción o una detención en la línea de producción y solucionar un problema, y luego crear un registro en video permanente para usarlo más tarde en revisiones y capacitaciones”, expresó Chris Haley, arquitecto de soluciones verticales de manufactura de Cisco.

“El resultado es que las HMI habilitadas para video hoy son, sin duda, de carácter más instructivo”, observó Alan Yang, gerente de productos de Advantech, “porque al operador le facilitan mucho la tarea de consultar procedimientos en la estación de trabajo antes de operar un equipo o tratar de hacerle ajustes”.


La HMI habilitada para video proporciona control en tiempo real de la planta de manufactura y aumenta la eficiencia

Por Chris Haley, arquitecto de soluciones verticales de manufactura de Cisco.

En la difícil economía actual, las empresas de manufactura de todos los sectores tienen más presiones que nunca para aumentar la eficiencia y mantener los costos bajo control. En un mercado ferozmente competitivo, es imperioso minimizar el costo de los bienes vendidos. Cada centavo que pueda ahorrar una organización es dinero que podría aplicarse al crecimiento mediante adquisiciones, expansión a nuevos mercados y lugares, y desarrollo de nuevos productos.

El control de los costos en un entorno de manufactura complejo, con muchos procesos interrelacionados, puede plantear desafíos importantes. Sin embargo, cada etapa de la línea de producción también representa una oportunidad de simplificar procesos, mejorar la productividad de los empleados e identificar nuevas maneras de reducir los costos.

Para lograr estos objetivos, las empresas de manufactura tratan de mejorar la visibilidad y el control de cada aspecto de sus procesos de manufactura. Es posible que no siempre la información proveniente de un sistema centralizado de planificación de recursos empresariales (ERP) brinde la oportunidad o granularidad necesarias para lograr una gestión minuciosa de los procesos de manufactura. La necesidad de tener datos exactos y actualizados es tan importante que algunas organizaciones crean sistemas duplicados en la planta de manufactura para supervisar sus procesos. Muy a menudo, estas infraestructuras redundantes generan más complicaciones, problemas de gestión y gastos.

La comunicación mejorada es otro requisito clave para reducir costos. A medida que las empresas de manufactura descubren nuevas formas de mejorar la eficiencia, necesitan un medio que les permita comunicar nuevos procedimientos y objetivos de la empresa a los empleados de una manera rápida y constante y que a su vez, sea económico.


Visibilidad completa con video integral

Para contar con las funciones de comunicaciones dinámicas y la mayor visibilidad que estas necesitan, muchos fabricantes recurren a soluciones de video en red. Estas soluciones basadas en estándares, flexibles y escalables pueden integrarse de manera fluida en las aplicaciones de la interfaz de hombre a máquina (HMI) para mejorar de forma radical la comunicación en la organización, desde la planta de manufactura hasta la administración. Lo mejor de todo es que la mayoría de las organizaciones ya implementaron redes de IP empresariales y, tal vez, también hayan implementado puntos terminales de video. Con esta inversión de “preparación para video” ya realizada, pueden aprovechar soluciones nuevas sin reemplazar su infraestructura actual.

En la planta de manufactura, las aplicaciones dinámicas de video pueden darles a los empleados más información oportuna de una manera más sofisticada. En lugar de las antiguas impresiones colocadas en tableros de anuncios, los gerentes y empleados de la planta de manufactura pueden disfrutar de ver en profundidad y en tiempo real el proceso de trabajo, los detalles de la cadena de suministro, las anomalías de los equipos, etc.

Debido a que las soluciones HMI se basan en una red de IP existente, también pueden admitir la recopilación de información, integrándose a la perfección con plataformas de servicios de manufactura para compartir en vivo datos, alarmas, estados de diagnóstico e información de auditorías e informes.

Las soluciones HMI con video también ofrecen un medio poderoso para compartir información con grupos de personas mediante la señalización digital. Por ejemplo, los fabricantes de automóviles cada vez más adoptan la señalización digital y la integran con sus plataformas de gestión para mostrar estadísticas de productividad en tiempo real. Cualquier empleado puede mirar la pantalla y ver un “marcador” en vivo que muestra las mediciones de productividad real en comparación con los objetivos de manufactura. O bien, un gerente de planta podría observar la pantalla y determinar rápidamente si se cumple con los indicadores principales de rendimiento (KPI).

Es fundamental mantener a los empleados informados para aumentar la eficiencia de los procesos de manufactura y controlar los costos. Los estudios demuestran que hay una relación directa entre el nivel de información de los empleados y la productividad. Al darles a los empleados de planta información precisa y oportuna sobre el ciclo de producción, las organizaciones ayudan a mejorar la productividad y aumentar el dinamismo de la empresa en general.


Desarrollo de una base estratégica

Las aplicaciones de video para HMI pueden tener un claro impacto inmediato y positivo en los procesos de manufactura. Y, en el largo plazo, la tecnología de video en red puede ofrecer una solución ideal que sustente iniciativas estratégicas, mejore la seguridad y aumente el nivel de satisfacción de los empleados.

Por ejemplo, una pantalla de video en la planta de manufactura podría mostrar no solo las estadísticas de producción actualizadas, sino también dar la capacidad de ofrecer capacitación grabada previamente, distribuir al instante las prácticas de seguridad más recientes o presentar mensajes de la empresa emitidos por los ejecutivos. Por ejemplo, en un entorno laboral complejo, como el de la minería, una organización podría transmitir videos y anuncios de seguridad en vivo directamente a los lugares de trabajo.

El video ofrece un medio que permite difundir información de manera constante, simple y directa al trabajador del conocimiento, que puede no tener un teléfono o PC y aun así aprovechar la información de las estrategias de la empresa. Al mejorar el alcance y efecto de la comunicación empresarial, las organizaciones pueden fortalecer su cultura propia, fomentar una atmósfera de participación y mejorar el estado de ánimo de los empleados.

La red de punta a punta que se usa para la compatibilidad con el video también puede cumplir un rol integral al ayudar a las organizaciones a utilizar la información como apoyo para tomar decisiones estratégicas. Las empresas de hoy acumulan una gran cantidad de datos mediante sistemas de automatización de procesos y otras plataformas conectadas en red. A medida que aumente la sofisticación de las plataformas de manufactura, las organizaciones tendrán cada vez más capacidad de recopilar y sintetizar esos datos, extraer de ellos información significativa y aplicarlos para tomar decisiones predictivas basadas en más información.

Mediante el uso del poder de las redes, las empresas de manufactura pueden aprovechar de inmediato los aprendizajes y las comunicaciones para lograr mayor eficiencia y control de costos. Además, pueden desarrollar una base de largo plazo para tener empleados mejor informados, entornos laborales más seguros y éxitos duraderos.

Para obtener más información sobre sistemas HMI habilitados para video en red, visite el sitio web de Cisco en www.cisco.com.

Artículo original en:
http://www.controleng.com/index.php?id=95&no_cache=1&tx_ttnews[tt_news]=70440

Página principal de Connected Manufacturing

 

Permítanos ayudarlo

  • Contacte a Cisco
  • Contacte a un representante de preventas
  • Argentina: 0800-4442900
  • Chile: 1230-020-0268
  • Colombia: 01800-9-155333
  • Costa Rica: 2519-6767
  • México: 001-855-381-3649
  • Panamá: 001-800-507-3649
  • Perú: 0800-54927
  • Puerto Rico: 866-441-8405
  • Rep. Dominicana: 1-888-751-9317
  • Uruguay: 000-413-598-4222
  • Venezuela: 0800-100-4573
  • Obtenga asistencia técnica