Historias por País

Universidad Autónoma de Tamaulipas



La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) cuenta hoy con una red que permite la transferencia de voz, datos y video con calidad de primer nivel.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) es una institución educativa y cultural, que tiene como base el servicio a la sociedad. Descentralizada del estado, con plena capacidad y personalidad jurídica, es la institución de educación superior con más antigüedad y tamaño en la entidad. Cuenta con representaciones en los siete municipios de mayor dinamismo socioeconómico del Estado de Tamaulipas: Nuevo Laredo, Reynosa, Valle Hermoso, Matamoros, Cd. Victoria, Mante y el área conurbada de Tampico-Madero.

El origen de la Universidad Autónoma de Tamaulipas data del 30 de octubre de 1950, cuando se establecieron en Tampico las facultades de Derecho y Medicina, administradas por una asociación civil denominada "Educación Profesional de Tampico". Poco después, el 8 de noviembre de ese mismo año, a través de un decreto fueron reconocidas como escuelas oficiales por parte del Gobierno del Estado.

Como parte de su constante esfuerzo por elevar el nivel académico de la institución, a la fecha, se han llevado a cabo estrategias como: promover la formación pedagógica y la actualización disciplinaria de los profesores alentando en ellos los estudios de postgrado, estimular su productividad académica y facilitarles la tecnología moderna para acceder y procesar la información actual sobre sus campos disciplinarios.

"La tecnología juega un papel sumamente importante dentro de nuestra institución, ya que apoya programas como el de educación a distancia, desarrollo de portales académicos y difusión de clases con apoyo de programas de multimedia"

Jesús Amaro Castillo, Coordinador General de Telecomunicaciones de la UAT.

La dinámica económica y poblacional de la entidad ha generado cambios importantes en la estructura social y productiva, de tal forma que, la franja fronteriza se ha convertido en una infraestructura de enorme potencial para el desarrollo; y para la Universidad de Tamaulipas se hace imperativo dar respuesta a nuevas demandas de investigación y de formación de personal con alta calificación para responder a los nuevos procesos productivos.

Problemática a Resolver.

En 1993, la UAT implantó una red de telecomunicaciones basada en tecnología ATM con la finalidad de contar con programas de educación a distancia y videoconferencia que respondieran a la imperante necesidad de conectar entre sí a todas sus instalaciones, las cuales se encuentran muy separadas entre sí (tres campus en frontera, dos en el sur y uno en el centro).

Algunos años después, debido a la gran cantidad de información y material que se transmitía por la red, la tecnología con la que contaba la Universidad resultaba insuficiente. Además, en el año 2000, la UAT y su rector el Ing. Humberto F. Filizola Haces lanzaron el "Plan Misión XXI", programa académico revisado por la Universidad de Harvard, que consiste básicamente en la selección de asignaturas. Con este programa, el alumno puede estudiar los primeros cuatro semestres como tronco común, ya sea de manera presencial o de manera remota, desde cualquiera de los puntos del campus en la modalidad de educación a distancia (e-learning).

A través del Plan Misión XXI, la UAT buscaba transformar su modelo de educación tradicional a uno avanzado que se basara en tecnología de punta. En este nuevo modelo, el estudiante podría ser asesorado y guiado, no sólo por el maestro, sino por páginas de Internet, accesos electrónicos, bibliotecas electrónicas y clases presenciales a través de videoconferencia.

"La tecnología juega un papel sumamente importante dentro de nuestra institución, ya que apoya programas como el de educación a distancia, desarrollo de portales académicos y difusión de clases con apoyo de programas de multimedia. Éstos son sólo algunos ejemplos de la integración de la infraestructura de telecomunicaciones a la educación para obtener grandes beneficios. El cambio no sólo lo hicimos por moda o por tener la tecnología, sino por necesidad", aseveró Jesús Amaro Castillo, Coordinador General de Telecomunicaciones de la UAT.

"Se llevó a cabo un proceso de selección en el que Cisco Systems demostró su experiencia y capacidad para interconectar con calidad y rapidez voz, datos y video"

Jesús Amaro Castillo, Coordinador General de Telecomunicaciones de la UAT.



El objetivo primordial, además de incrementar la productividad y eficiencia de la Universidad, fue asegurar la calidad de los servicios educativos de la UAT y beneficiar a toda su comunidad académica que consta de 35,000 personas entre alumnos, profesorado, investigadores y empleados.

Adicionalmente, para complementar apoyos académicos a los profesores, se creó el Centro de Excelencia con sedes en Cd. Victoria y Tampico, una central de servicios en materia de investigación, postgrado y vinculación. También se crearon los Centros de Lenguas Extranjeras y el Centro de Autoaprendizaje de Idiomas, para los cuales, la tecnología juega un papel fundamental en pro de estimular un mayor dinamismo educativo.

De acuerdo con el Coordinador General de Telecomunicaciones de la UAT, "en los 80 la educación estaba separada de la tecnología; en los 90, existía una colaboración entre ambas y se escuchaban conceptos como clases asistidas por computadora. En el 2000 la tecnología ya es integral, los modelos son completamente distintos, el profesor deja de ser el centro o la única fuente de sabiduría que tiene un alumno a su alcance y se abre el abanico de posibilidades".

Proceso de Implantación

Para llevar a cabo este reto tecnológico, después de un riguroso proceso de licitación, la UAT seleccionó a Cisco Systems y a Intersys, integrador que cuenta con la certificación Oro de Cisco, como sus aliados tecnológicos para implantar soluciones tecnológicas de: ATM (Modo de transferencia asíncronica), Voz sobre IP (Protocolo de Internet), ADSL (Línea Digital del Suscriptor asimétrica) y seguridad de la red.

"Contábamos con una base de equipo en nuestras instalaciones que era necesario aprovechar y escalar. Así, se llevó a cabo un proceso de selección en el que Cisco Systems demostró su experiencia y capacidad para interconectar con calidad y rapidez voz, datos y video. Asimismo, demostró contar con un mejor manejo y administración que el resto de los fabricantes y ofreció el mejor soporte técnico. Cisco significa solidez, calidad y experiencia", destacó Amaro.

De este modo, inició el proceso de implantación, el cual se llevó a cabo en diferentes etapas. Primero se elaboró el diseño de la red por parte de Intersys y Cisco, etapa desde la cual "se presentó algo muy adecuado a las necesidades de la Universidad y ambos tuvieron mucha empatía con la UAT".

Después vino la instalación, la que "iniciamos con la red de área amplia (WAN) y luego el switcheo. Hicimos pruebas de las nuevas aplicaciones y de la seguridad. Una parte fundamental durante todo el proceso fue el soporte técnico que nos brindaron".

Desde la etapa de arranque y hasta la fecha, la UAT ha sido testigo que la tecnología implementada genera grandes beneficios en términos de productividad, eficiencia y satisfacción de usuarios. Igualmente, no puede decirse que el proyecto esté completo puesto que se continúa escalando la red de acuerdo a las necesidades específicas de la Universidad.

Resultados Obtenidos

Estas soluciones tecnológicas de Cisco han resultado benéficas para toda la comunidad académica de la UAT, ya que hoy cuentan con servicios de la más alta calidad y a velocidades sin precedentes. Se han implementado medidas estratégicas para elevar la calidad de la educación, tales como: promover la formación pedagógica y la actualización disciplinaria de los profesores con la finalidad de alentar en ellos los estudios de postgrado, estimular su productividad académica y facilitarles la tecnología moderna para tener acceso y procesar la información más actual sobre sus campos disciplinarios.

La calidad de sus servicios es controlada mediante toda una plataforma de equipos inteligentes, así, no se pierde la calidad de imágenes y de apoyo audiovisual, utilizada en sus más de 25 salas de videoconferencia para educación a distancia.

"La tecnología ya es parte de la vida cotidiana, de tal forma que nadie desconoce términos como e-learning, e-commerce, e-business. Ya todo lleva la "e" de electrónico y de manera general está influyendo la tecnología en la academia. La asimilación tecnológica y de clases es mucho más rápida que en años anteriores. Con la tecnología los beneficios de la educación se hacen accesibles a más gente en mucho menos tiempo", afirmó Amaro Castillo.

Esta red apoyará también a los sectores productivos de bienes y servicios para la obtención y envío de información relacionada con sus propias actividades económicas. Tecnológicamente, la Universidad está en condiciones de iniciar programas de educación a distancia como lo hacen las más prestigiadas universidades del mundo.

Con esta infraestructura, conectada a otras redes como INTERNET 2, la comunidad universitaria podrá actualizar, consultar y proporcionar información, a través de esta red. Dentro de los servicios con los que cuenta está el uso del correo electrónico entre todas las computadoras conectadas a la red, además de la consulta a bancos de información de universidades nacionales y extranjeras. Esta infraestructura, ubicada en los distintos centros universitarios, permite que la actual generación de profesores y estudiantes adquiera destrezas en el manejo de las herramientas de nuestro tiempo.

Gracias a la solución que se instaló, la UAT pudo también integrarse a CUDI (Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet), ya que uno de los requisitos para ser Asociado Académico es contar con una infraestructura robusta de telecomunicaciones para ser un nodo de acceso por medio del cual puedan conectarse universidades que no tienen la tecnología adecuada para poder compartir proyectos a gran velocidad. Esta red de información y su integración a CUDI representan un beneficio muy grande para la investigación y el desarrollo entre universidades.

"En los próximos años la UAT, seguirá siendo un marco de transformación y esta tendencia se refuerza por la decisión de los universitarios de continuar en una línea de cambios graduales expresados a lo largo de cuatro años. Los avances logrados mediante el esfuerzo compartido denotan esta decisión. Continuar siendo la institución más importante de la entidad, que ofrezca servicios educativos de nivel superior y que realice investigación y desarrollos tecnológicos de relevancia y calidad, requiere de esfuerzos continuos en nuestras estrategias de desarrollo así como en los programas definidos. La construcción de una Universidad para nuestro tiempo requiere continuar por este camino en el cual es importante integrar voluntades y acciones", concluyó Amaro.

México, Febrero de 2002

Permítanos ayudarlo

  • Contacte a Cisco
  • Contacte a un representante de preventas
  • Argentina: 0800-4442900
  • Chile: 1230-020-0268
  • Colombia: 01800-9-155333
  • Costa Rica: 2519-6767
  • México: 001-855-381-3649
  • Panamá: 001-800-507-3649
  • Perú: 0800-54927
  • Puerto Rico: 866-441-8405
  • Rep. Dominicana: 1-888-751-9317
  • Uruguay: 000-413-598-4222
  • Venezuela: 0800-100-4573
  • Obtenga asistencia técnica