Sala de Prensa

Castilla-La Mancha, comunidad pionera en adoptar la informática en la nube

Educación es la primera consejería en aprovechar las ventajas del nuevo modelo apoyándose en tecnología de Cisco, EMC y VMware


Madrid, 26 de enero de 2011. - El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido modernizar sus infraestructuras tecnológicas apostando firmemente por un nuevo modelo capaz de reducir costes e incrementar la flexibilidad en la provisión de servicios tecnológicos: el cloud computing o la informática en la nube.

Esta propuesta -que ya ha sido acogida por un gran número de empresas privadas- no requiere disponer de los recursos de TI in situ, sino que, al estar alojados en  la red -Intranet o Internet-, pueden consumirse bajo demanda, compartirse y aprovisionarse según se necesiten, como un servicio.

Según explica Agustina Piedrabuena, directora general para la Sociedad de la Información y las Telecomunicaciones de Castilla-La Mancha, “el modelo de informática en la nube nos proporcionará un ahorro significativo en costes operativos y de capital, pero sobre todo, gracias a esta propuesta podremos ofrecer nuevos servicios a los ciudadanos y agilizar la gestión informática de la Administración al compartir recursos entre todas las consejerías que forman parte del Gobierno regional”.

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto de modernización, pionero en una Administración Pública española, Castilla-La Mancha se ha apoyado en  la tecnología de VCE, la coalición Virtual Computing Environment creada por VMware, Cisco y EMC. Estos tres líderes en tecnología de redes, almacenamiento y virtualización ofrecen paquetes de infraestructura preparados con todos los componentes necesarios para virtualizar el centro de datos e implementar entornos cloud computing.

De esta forma y como Administración pionera en España, “pretendemos proporcionar desde la nube de Internet múltiples servicios para todas nuestras consejerías de forma horizontal”, continúa la responsable.

Papás 2.0

El primero de estos servicios ya se encuentra a pleno rendimiento. Denominado Papás 2.0 y liderado por la Consejería de Educación, se trata de un programa que fomenta la colaboración entre padres, profesores y alumnos y que facilitará el trabajo diario en las aulas digitales de la escuela del siglo XXI.

La Consejería de Educación dispone desde el año 2004 de la aplicación Papás, y ahora la moderniza y la incorpora a la “nube” en la evolución propia de la tecnología 2.0

Desde la primera fase de Papás, los profesores pueden realizar el seguimiento del alumno, fijar tareas y exámenes o enviar mensajes a los padres; igualmente, las familias tienen acceso a los datos de sus hijos como notas, deberes o faltas de asistencia con una simple conexión a Internet.

“La novedad más significativa para nosotros es que ahora irrumpe en el espacio educativo el Aula Virtual Papás 2.0 como un nuevo modelo que ofrece al profesorado y al alumnado de cualquier etapa educativa la oportunidad de incorporar en la dinámica cotidiana del curso escolar un entorno de trabajo colaborativo online en el que poder realizar sus labores respectivas de docencia y aprendizaje”, declara Tomás Hervás, secretario general de la consejería de Educación, Ciencia y Cultura.

En este sentido, Papás 2.0 -que refuerza el programa Escuela 2.0 cuyo fin consiste en digitalizar las aulas- se extenderá a la totalidad de los centros de la Comunidad, beneficiando a un total de 345.000 alumnos y sus respectivas familias.

Infraestructura tecnológica

La nueva infraestructura, que se alberga en el Centro de Proceso de Datos de la consejería de Presidencia y Administraciones Públicas, constituye un modelo en nube privada que proporciona servicios seguros, escalables y de alta disponibilidad en un entorno compartido.

La arquitectura implementada -denominada Vblock 1- soporta entre 800 y 3.000 máquinas virtuales y se compone del servidor Cisco Unified Computing System (UCS), el switch para data centers Nexus 1000v y los conmutadores MDS de Cisco, la plataforma de almacenamiento CLARiiON de EMC y el software de virtualización VMware vSphere.

“Tradicionalmente, las Administraciones Públicas españolas han construido los servicios tecnológicos sobre sus propias infraestructuras”, apunta Jesús Galindo, director de Sector Público en Cisco España. “Castilla-La Mancha rompe este esquema utilizando un data center compartido que permite implementar recursos y servicios para todas sus Consejerías”.

Gracias a la arquitectura Vblock 1 -contrastada, validada y lista para implementar- Castilla-La Mancha ha puesto en marcha la aplicación Papás 2.0 desde cero en tan solo dos meses, estando plenamente operativa desde el pasado 1 de noviembre.

Además y como consecuencia de la unificación de redes, almacenamiento y virtualización en una única infraestructura completamente escalable y modular, Vblock 1 sustituirá cerca de 130 servidores, reduciendo enormemente el espacio necesario en el data center, el consumo energético de las máquinas y la potencia de refrigeración.

“El proyecto no sólo nos ha ayudado a consolidar y simplificar nuestro centro de datos, sino que nos permite también independizarnos  por completo de qué departamento utiliza el servicio, dónde está alojada la aplicación o los recursos que consume; simplemente automatizamos su provisión mediante software”, concluye Piedrabuena.

No sólo eso, sino que Castilla-La Mancha podrá crear un modelo de infraestructura como servicio en un entorno seguro y altamente escalable y podrá proporcionar otros servicios en la nube en el futuro. Vblock agiliza la virtualización de infraestructuras, minimizando el riesgo, la complejidad y el tiempo necesario para obtener beneficios.

Ahorros potenciales

La escala de beneficios que puede proporcionar el modelo cloud computing a la Administración Pública española dependerá de múltiples factores, pero se calcula que los ahorros potenciales se sitúan entre el 25 y el 50 por ciento.

En el caso de Castilla-La Mancha, durante el primer año se prevén unos ahorros estimados del 20 por ciento, aunque cuanto más se use la infraestructura mayor será el retorno de la inversión; en este momento la infraestructura se encuentra al 15 por ciento de su capacidad total.

“El cloud computing ofrece grandes beneficios para el sector público. El más significativo reside en el ahorro del CAPEX y del OPEX, y en una mejora exponencial en los procesos”, sentencia Jesús Galindo.

Según un reciente estudio realizado por la consultora Insight Express, el 51 por ciento de los profesionales de TI españoles ya están utilizando o pretenden sumarse a la informática en la nube, ya sea en entornos públicos o privados.

Viewing this embedded video requires the latest version of Adobe Flash Player with JavaScript enabled.

Get the Flash Player



Permítanos ayudarle

Compartir
Cisco Connect España 2014